04 agosto 2006

palabras zen

Cuando alguien se mira
en el espajo,
forma y reflejo se contemplan.

Ese alguien no es el reflejo,
mas el reflejo es ese alguien.


Hokyo Zan Mai,
"El Samadhi del espejo del tesoro"
Maestro Tozan

5 comentarios:

Lunaria dijo...

A veces me miro en el espejo y ni me reconozco.

lusi dijo...

hola carmen...q lindo lugar este, el tuyo!
vine desde el blog de cecilia...

a mi siempre me encantaron los "panaderos"...nosé cómo se les dirá ahi...y te cumplen 3 deseos , no?

.:soplador:. dijo...

Creo que habia una historia .. con un cartero...no la puedo recordar mi hija Isaura y su amiga Martina cooriian cada vez que veian uno para soplarlo, ellas le pusieron soplador...

lusi dijo...

ahh, pensé q se le decía soplador ahí...jj

bueno acá si ves uno en el aire lo podés agarrar...le pedís tres deseos...lo soplás y lo dejás ir. La idea es q si se va volando sin deshacerse se te van a cumplir.

:)


(estuve a punto de viajar a santiago la semana próxima por un trabajo...estaba reee contenta...y al final, parece q no voy..tengo un curso acá al q no puedo faltar!) buaaaaaaa! q tristeza

iamato/abstractonauta dijo...

Durante zazen, el yo objetivo (el eterno no-yo abstracto donde todos somos UNO) se hace presente. El efímero yo concreto (ego) lo contempla. ¿Cuál es el auténtico y cuál el reflejo?